Un nuevo hallazgo fue detectado en el intervenido Hospital San Jerónimo de Montería, cuya situación jurídica afronta un cúmulo de demandas con pretensiones monetarias que ascienden a $30 mil millones de pesos, una suma que no se había reflejado inicialmente al momento de la intervención realizada por la Superintendencia de Salud.

Esta nueva ‘dolencia’ jurídica se aproxima a los $100 mil millones de pesos, que tiene en cartera el principal hospital de la red de salud pública del departamento de Córdoba.

El superintendente de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, manifestó que “nos preocupan unas cuentas que no teníamos reflejadas, especialmente en el componente jurídico, con una cifra de alrededor de $30 mil millones de pesos en pretensiones de demanda que no habíamos reflejado inicialmente”.

Explicó que este nuevo hallazgo estaría relacionado a las fallas en el funcionamiento del Hospital San Jerónimo de Montería frente a la atención que les ofrecía a los pacientes. “Siempre que haya fallas en la prestación del servicio, un hospital va a estar expuesto a que lo demanden, pudimos detectar que hace dos años no había mantenimiento de los equipos. Nos los calibraban, se perdieron las garantías de algunos equipos por falta de mantenimiento”, aseguró.

El Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal y Sandra Devia, gobernadora de Córdoba

VER TAMBIÉN OTRAS IRREGULARIDADES: http://www.laflecha.co/administrativas/suspendidos-500-contratos-firmados-en-un-solo-dia-por-la-exdirectora-del-hospital-de-monteria/

El alto funcionario expuso que “como dato curioso el año pasado hubo más de quinientas actas voluntarias de pacientes que salieron del hospital a buscar atención en otros centros médicos. Eso es algo anormal, porque lo lógico es que el paciente quiera que lo atiendan, pero en estos casos renunciaban a la atención”, sostuvo Fabio Aristizábal.

Otra de las causas de la grave situación de la red de salud pública de Córdoba fue relacionada con la eps Comfacor, próxima a cerrar, que según las autoridades, beneficiaba con contratación a las empresas privadas. “La EPS Comfacor privilegiaba a la red privada hasta en un 80 por ciento, lo que propició el crecimiento de la red de salud privada, pero con la red pública no contrataba ni el 20 por ciento, algo que produce un hueco fiscal en el sistema de salud estatal”, dijo Aristizábal Ángel.

El Súpersalud aseguró que en este primer mes de intervención se han puesto al día con los empleados del hospital, se han pagado dineros para la dotación de equipos de trabajo y de medicamentos en la farmacia.

El Hospital San Jerónimo de Montería fue intervenido a principios de febrero de 2019, luego de la denuncia formulada por la gobernadora de Córdoba, Sandra Devia Ruiz, sobre la contratación irregular de 500 personas en un solo día, por parte de la entonces gerente del hospital, Isaura Hernández Pretelt, quien posteriormente fue destituida y actualmente es investigada por los entes de control tras los hallazgos detectados en el manejo administrativo del centro médico.

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *