En medio de las investigaciones por el asesinato de María del Pilar Hurtado, de 34 años, baleada en frente de dos de sus hijos menores el viernes 21 de junio, se conoció que la mujer no solo había sido parte de una organización social sino que habría tenido que dejar su natal Puerto Tejada, Cauca, por las amenazas que había recibido luego de denunciar grupos armados vinculados a narcotraficantes.

Rocío Pérez, coordinadora de la Mesa Municipal de Víctimas de Puerto Tejada, señaló que además de vender boletas de rifas en las calles de Puerto Tejada, donde vivió por 29 años, y trabajar en minas de oro para sostener a su familia, Hurtado hizo parte de la Fundación de Víctimas Adelante con Fortaleza (Funviavor) en una época en que el municipio vivía bajo control de grupos de exparamilitares conocidos como ‘Sayayines’, ‘Agregados’, ‘Pistolocos’ o ‘los Urbanos’.

Estos ‘exparas’ se ensañaron en una guerra para combatir a las Farc, el Eln, así como bandas criminales, declarando objetivos militares a las pandillas. Además de esto, el ‘Clan del Golfo’ comenzó a hacer presencia en la zona buscando el control de la producción y distribución de droga entre Cauca, Valle y el sur del país.

María del Pilar Hurtado, asesinada en Tierralta, Córdoba

PUEDE INTERESARLE: http://www.laflecha.co/nacion/caso-maria-del-pilar-hurtado-defensoria-del-pueblo-se-aparta-del-comunicado-de-alcaldia-de-tierralta/

En ese contexto, cuando la tasa de homicidios en el municipio era de 51,8 por cada 100.000 habitantes, superior a la que tenía Bogotá de 22 muertos por cada 100.000 personas, según cifras de Medicina Legal, Hurtado hizo denuncias desde Funviavor sobre grupos armados ilegales vinculados a narcotraficantes.

“María del Pilar Hurtado se fue de Puerto Tejada por amenazas y hoy regresa en un féretro”, afirmó Pérez.

El cuerpo de la mujer llegó este domingo a Puerto Tejada, donde sus familiares la velaron y la sepultaron.

Leer también: http://www.laflecha.co/nacion/video-hijos-de-maria-del-pilar-hurtado-viviran-con-sus-tias/

El ICBF asumió la protección de los cinco niños huérfanos. Foto cortesía

Controversia por lote

Una comisión especial de la Dijín asumió la investigación por el asesinato de Hurtado, quien se desempeñaba como recicladora en Tierralta junto con su esposo.

Según la Fundación Cordobexia, la muerte de Hurtado pudo estar relacionada con un panfleto amenazante de «Autodefensas Gaitanistas» que circuló días antes declarando “objetivo militar” a varias personas. Aunque el nombre de Hurtado no está en la lista, Cordobexia señaló que el panfleto pudo hacer referencia a ella al decir “la mujer del chatarrero”. El panfleto agregaba: “Ya estamos cansados de esta manada de h. p. desocupados que se la pasan es invadiendo lotes”.

La fundación señaló que Hurtado lideraba un grupo de familias asentadas irregularmente en varios lotes, uno de los cuales es de propiedad del padre del alcalde de Tierralta, Fabio Otero. 

Ante los señalamientos, Otero reconoció que su padre es dueño de uno de los lotes invadidos, pero dijo que su familia no tiene nada que ver con el crimen; que ya habían buscado salidas pacíficas con las familias y que al nombrarlo en este caso estaban buscando enlodarlo. Además, a través de un comunicado, la Alcaldía de Tierralta dijo que Hurtado no era líder comunal. En esa misma línea habló el comandante de la Policía de Córdoba, Jaime Baquero.

La gobernadora de Córdoba, Sandra Devia, declaró que Hurtado no era líder reclamante de tierras, aunque sí había llegado desplazada de Cauca a Córdoba hacía cuatro años.

Devia agregó que desde el momento de los hechos se priorizó la atención de sus cuatro hijos, quienes fueron trasladados a Puerto Tejada para estar en custodia de su abuela. Además, dijo que se ofrece una recompensa de 20 millones de pesos por información sobre el asesinato de Hurtado.

*Tomado de El Tiempo

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *