Luego de tres años de atajos y vueltas en estrados judiciales, el sonado Caso Fiscal Lora, podría tener un nuevo capítulo en los próximos días.

LA FLECHA conoció que, el fiscal Mario Lora Correa y las víctimas de los jóvenes fallecidos luego del incidente que terminó con disparos y que causó la muerte de Camilo Rodríguez y Harold Suárez, están cerca de un preacuerdo con la Fiscalía.

Dicho preacuerdo consiste en aceptación de cargos por homicidio agravado, pero con el atenuante de ira e intenso dolor, además de indemnización económica a las familias, que han librado una batalla jurídica, social y mediática para que la muerte de los dos jóvenes no quede impune.

No obstante el asomo del preacuerdo con el fiscal antibacrim, el tema económico no convence a las víctimas, pues la cifra ofrecida es inferior a los 100 millones de pesos por familia.

El citado preacuerdo frenó la instalación de juicio oral que estaba prevista para el pasado 16 de septiembre en el municipio de Lorica, Córdoba.

Los hechos por los cuales se investiga al fiscal, se registraron en un establecimiento público de la calle 41 de Montería, donde los jóvenes Camilo Rodríguez y Harold Suárez, fueron baleados por el citado fiscal al parecer en estado de embriaguez la noche del 16 de julio en plena fiestas de la ganadería. Los dos amigos permanecieron hospitalizados, hasta que finalmente perdieron la batalla, mientras que un agente de policía que intentó controlar el incidente resultó indemnizado tras sufrir un disparo en una mano.