Graves líos se avecinan para el contratista del cuestionado acueducto que opera en tres municipios de Córdoba: Canalete, Los Córdobas y Puerto Escondido.

Luego de inspecciones a los 26 kilómetros de la tubería instalada, la Procuraduría General concluyó que aunque el agua sale bien de la planta de tratamiento en el camino se daña porque la tubería no está revestida internamente, por lo que arrastra hierro que llega finalmente a los hogares que reciben el líquido.

Por esto la Fiscalía General también investiga entró a  investigar las irregularidades denunciadas en el Acueducto Regional Costanero que beneficiaría a unos 27.000 habitantes de los tres municipios. 

Uno de los denunciantes es el alcalde de Canalete, Armando Lambertínez Bolaño. También los concejales de Puerto Escondido, porque el agua que estaba recibiendo la comunidad no era apta para el consumo humano. Por estas denuncias, ahora se estudia la posibilidad de aplicar la póliza de garantía al contratista.

El contrato del Acueducto Regional Costanero se firmó en la administración del hoy exgobernador Alejandro Lyons Muskus por 45 mil millones de pesos provenientes de regalías.

Los denunciantes señalan que la tubería es de mala calidad.

 

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *