El Consejo Nacional Electoral (CNE) trabaja en la comprobación de si 29 mil 362 de los 155 mil 506 cordobeses que se inscribieron para votar en un nuevo puesto de votación para octubre próximo son posibles trashumantes.

Así lo afirmó el magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE), César Augusto Abreo Méndez, durante la presentación del Informe de Trashumancia en Córdoba, evento en el cual el organismo electoral  también informó sobre el proceso, las reglas, los deberes y derechos de los candidatos.

De los 30 municipios cordobeses 7 tienen alerta roja, 6 presentan alerta naranja, 13 amarilla y 4 no presentan alerta por trasteo de votos: Montería, Lorica, Sahagún y Tierralta.

En alerta roja están  los municipios de Chimá, Buenavista, Purísima, San Carlos, San José de Uré, Los Córdobas y La Apartada. 

Actualmente funcionarios del CNE visitan los municipios de Cereté, Planeta Rica, Buenavista, Sahagún. Chinú, Ciénaga de Oro, San Antero, Lorica, San Pelayo y Los Córdobas donde se verificará la información de mil 500 personas, aleatoriamente, para comprobar si son o no posibles trashumantes. 

Dentro de las irregularidades que fueron detectadas por el CNE, al cruzar bases de datos como la del Sisbén, Adres, Cámara de Comercio, Superintendencia de Notariado y Registro, es que quienes inscribieron sus cédulas pusieron direcciones falsas o su dirección de residencia es el puesto de votación.