A pocos días de las elecciones regionales del 27 de octubre, el rector de la Universidad de Córdoba, Jairo Torres Oviedo, dijo lo que espera del próximo gobernador.

“Que trabaje de la mano con la universidad. El desarrollo no puede concebirse sin la ciencia; queremos que esa ciencia esté al servicio del departamento, queremos que las próximas políticas públicas que se construyan en Córdoba giren alrededor de la primera infancia, seguridad alimentaria y de acceso a la educación superior”, dijo.

Torres Oviedo indicó que el próximo gobernador, que tiene que sentarse en el seno del Consejo Superior, debe hacerlo desprendido de una visión clientelista, de una visión egoísta.

“Queremos que trabaje del lado de la Universidad y la saque adelante, pero que no se la venga a feriar, que no la venga manosear, a convertirla en una especie piñata u objeto de transacción clientelista, como ha sido la historia tradicional de Córdoba”.

Y es que la historia ha mostrado que los gobernadores terminan dando ese voto en el Consejo Superior para después hacer parte de las componendas electorales.

“Eso no lo vamos a permitir, el primero que denunciaré seré yo, al contrario: esperamos un gobernador con una visión distinta, para reducir entre ambos estos indicadores paupérrimos que tiene el departamento, eso el reto que tiene el próximo gobernador con la universidad”.