La proyección presupuestal para el departamento de Córdoba el año entrante permitirá fortalecer la inversión en los sectores de salud y educación según lo afirmó la gobernadora Sandra Devia.

Dicho presupuesto que se debate en la asamblea departamental tendrá recursos cercanos al billón 158 mil, un poco por debajo del presente presupuesto que se ejecuta en el 2019.

Según la funcionaria todo se debe a que ha bajado el recaudó de impuestos por concepto de cigarrillos y bebidas ante la caída del consumo en la jurisdicción departamental. Aunque se presenta esta disminución en el recaudo esto no va a impactar gravemente el presupuesto proyectado para el año 2020.

La mandataria departamental explicó que, si bien el presupuesto para el 2020 es mil millones de pesos menor al de la vigencia actual, sí hubo un incremento por sectores como educación, salud y pagó a la deuda.

La reducción en el recaudo de los impuestos a bebidas embriagantes y tabaco no obedece, según el gobierno departamental, a las labores de recaudo fiscal, sino a una baja en el consumo de ambos productos.

Según lo proyectado en el presupuesto para el año entrante se disponen recursos de alrededor de $830.000 millones para el sector educativo, $229.583 millones para el nivel central y $98,000 millones para el sector de la salud.

Lo preocupante es que solamente hay 25.000 millones de pesos disponibles para inversión, una cifra que deja a la Gobernación de Córdoba con poco margen de maniobra y dependiendo de recursos de regalías.