Un nuevo llamado a la Superintendencia de Salud, hizo la senadora cereteana, Ruby Chagüi, con el fin de buscar salidas para la crisis que vive el Hospital San Diego de Cereté.

“Hago nuevamente el llamado al Superintendente Nacional de Salud, doctor Fabio Aristizábal Ángel, para que le ponga los ojos al Hospital San Diego, porque sus instalaciones están en precarias condiciones, la Urgencia está en muy mal estado, no hay las suficientes camas ni camillas, hay hacinamiento de pacientes y no están contratado personal idóneo. Este hospital no puede seguir al servicio de la politiquería”, indicó la Senadora.

Recordó que el San Diego está adscrito al orden departamental, a la Gobernación de Córdoba, e indicó que la entidad tiene una problemática financiera y de servicios que preocupa, “hay quejas muy serias evidenciando que no están contratado al personal idóneo, sobre costos en medicamentos y atrasos en pagos a trabajadores”.

Ruby Chagüi, senadora

Además adujo que, «es el turno para que la Gobernación de Córdoba tome los correctivos de la mano de la Superintendencia de Salud y se concrete para satisfacer los derechos de la población cereteana y cordobesa».

Lamentó que la administración municipal de Cereté no haga parte de la junta de administración del hospital, al tiempo que solicitó se le dé prioridad a esta situación que se agranda y deja ver la problemática que están enfrentado los cereteanos.