Terminaron quince años de la intervención económica, o Ley 550 a la que en 2004 fue sometido el municipio de Montería. Esto por el estado de postración financiero en que el ente territorial fue dejado en años consecutivos de malas administraciones.

Esto trajo como consecuencia, la pobre solvencia, el deplorable desempeño fiscal y el poco margen de maniobra de la administración de aquel año por cuenta de la lluvia de embargos que desangraban las cuentas oficiales.

Con la ley de sometimiento, o de intervención económica, las cifras comenzaron a cambiar, y con ellas la cara de la ciudad también. Vinieron megaobras, parques, avenidas, megacolegios y grandes inversiones que le dieron un vuelco a Montería, el mismo que hasta ahora se mantiene.

El fin de la ley 550 fue informado por el alcalde Marcos Daniel Pineda. El ente territorial fue certificado en el cumplimiento de sus compromisos durante los últimos años, que se tradujeron en el saneamiento en las finanzas del municipio de Montería.

Durante la intervención se pagaron deudas por valor de 115 mil 813 millones de pesos, explicó el alcalde Marcos Daniel Pineda García.

«Es importante destacar el aumento de los ingresos corrientes que ha registrado el Municipio, un hecho que denota la confianza del contribuyente con la Administración de la ciudad y que existe credibilidad en que los recursos son reinvertidos y que se traducen en calidad de vida para todos», dijo el Alcalde.

Marcos Daniel Pineda García, Alcalde de Montería

Pineda García reveló que los Ingresos Corrientes de Libre Destinación (ICLD) se incrementaron en un 203,51%, pasando de 26 mil 175 millones de pesos en el 2007 a $79 mil 444 millones en el 2018, recursos que han permitido generar más inversión, mejorando la calidad de vida de los monterianos que hoy cuentan con una ciudad moderna, próspera e incluyente. 

Además, este ostensible incremento de los ICLD le permitió a Montería convertirse en uno de los pocos municipios del país que se encuentra en Categoría Primera.

El Municipio recuperó la capacidad de endeudamiento y la posibilidad de recibir apoyos financieros por parte de la Nación por su buen desempeño fiscal.

Igualmente, los gastos de funcionamiento del Municipio siempre han estado por debajo de los límites autorizados en la Ley, lo cual nos ha permitido un ahorro significativo que se ve reflejado en todos sus indicadores, permitiendo accesos a créditos aun estando en Ley 550.

«Este es un ejemplo para futuras administraciones, que deben continuar con la disciplina fiscal que hemos tenido en este cuatrienio para evitar que se vuelva a caer en escenarios de quiebra al que lo condujeron anteriores administraciones, hace más de 15 años. Por el contrario, Montería debe seguir siendo un modelo para el país», manifestó  Pineda García.

El alcalde Marcos Daniel Pineda también destacó la tarea del equipo que estuvo al frente este proceso. «Mi felicitación y agradecimiento, en nombre de todos los monterianos, al equipo del Ministerio de Hacienda, a los miembros del Comité de Ley 550 y a mi equipo financiero, un gran reconocimiento por ese trabajo comprometido que han realizado por la ciudad», dijo.

Panorámica de Montería, capital de Córdoba.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *