REDACCIÓN REGIONAL

La llegada del invierno paradójicamente para muchos habitantes que tienen que transitar la vía Santa Lucia – Moñitos, en la margen izquierda del departamento de Córdoba, se ha convertido en sinónimo de adversidad. Y no es porque no necesiten de las lluvias, al contrario saben que sin estas los cultivos de plátano, yuca y ñame, mueren.

Cuando aparece el invierno, la carretera empieza a dañarse, hasta convertirse en un camino de herradura, como está hoy. Son 54 kilómetros los que separan a Moñitos de Santa Lucía. Un recorrido que con una vía en buen estado se hace en hora y 20 minutos, pero en las actuales circunstancias para cubrir esa distancia el conductor invierte hasta ocho horas.

Iván Arteaga, miembro de la Mesa de Integración Regional de la margen izquierda y Zona Costanera, narró que es una verdadera odisea movilizarse por el tramo.

“Hasta nos toca hacer de jornaleros ayudando a sacar el bus del barro donde se queda atascado y eso se hace que el viaje sea muy tortuoso”, explicó.

Por ahora lo que destinó el gobierno nacional a través de Invías para el arreglo de todas las vías en Colombia, fue 500 mil millones de pesos, presupuesto del que los gobernantes deben arañar una parte para atender el carreteable, pero en la vigencia 2019.

VER NOTA

http://www.laflecha.co/a-fondo/trochas-lorica-chinu-y-monitos-santa-lucia-incluidas-en-el-plan-de-rehabilitacion-nacional-de-vias/

Mientras tanto, docentes, universitarios, amas de casa, campesinos y dueños de fincas, seguirán a merced del barro.

Ver galería de fotos

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *