DEIBYS PALOMINO TAMAYO
Enviado especial

A diez minutos del casco urbano de Lorica, Córdoba, en la margen izquierda del río Sinú está El Playón, donde al menos 540 personas conviven con la zozobra por el inminente riesgo de colapso de 157 viviendas levantadas en ese caserío, a orillas del afluente.

Desde el costado derecho, en el caserío La Palma se divisa el crítico panorama causado por la progresiva erosión que amenaza a los playoneros que subsisten de la pesca, la agricultura y ganadería por jornales.

El 2 y 4 de enero de 2019, dos ranchos artesanales a menos de dos metros de la ribera se desplomaron, por fortuna sus ocupantes se salvaron, aunque quedaron en la calle.

La autoridad ambiental CAR CVS advierte que la erosión data desde 2012, y que las autoridades locales de Lorica no han atendido de manera eficaz el grave riesgo. La autoridad ambiental de Córdoba señala que el problema se presenta en 181 metros lineales del punto crítico que copa a todo el poblado. Puntualiza pérdida de cobertura vegetal y tala de bosques de galería, lo que ha contribuido a que el peligro aumente.

Los habitantes de El Playón temen que el caserío desaparezca, y con él toda una historia de subsistencia. “Tenemos temor, que con el próximo invierno varias casas ubicadas a orillas del río desaparezcan, incluso otras viviendas más que se encuentran en lugares cercanos al pueblo”,  expresó Naudel González, líder cívico de la vereda, que reclama la presencia de la alcaldesa Nancy Jattin Martínez.

Con el inicio de 2019, el Sinú luce bajo de nivel, lo que hace más visible el grave problema que mantiene en vilo a las 540 personas expuestas a colapsos de viviendas ubicadas en la curva donde el río golpea con más fuerza cuando crece y se desborda a ocupar tierras que en tiempos secos bota la cosecha y el pasto para el ganado.

Es de anotar que igual temor se vive en otras poblaciones ribereñas como Puerto Eugenio, Nariño, Palo de Agua y Cotocá Arriba, plagada de puntos críticos que con cada temporada de lluvias rompen boquetes para provocar las acostumbradas inundaciones que demandan soluciones definitivas, prometidas con cada emergencia, las últimas atendidas con obras artesanales en medio de la crisis invernal que deja los peores estragos en jurisdicción de Lorica.

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *