Un envenenamiento masivo de gatos fue denunciado por habitantes de la urbanización Santa Elena de Montería.

De acuerdo con la querella, lo que más llama la atención es que las mascotas son envenenadas justo un día antes de que pase el carro recolector de la basura. La macabra práctica deja al menos veinte gatos muertos y se teme que la cifra aumente con el correr de las horas.

Los dueños de los animales sospechan que un vecino los mata porque le molesta verlos correr por los tejados en horas de la noche.

Aunque otra hipótesis está asociada a la incomodidad del excremento que dejan los gatos en terrazas y espacios verdes.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *