A siete kilómetros del casco urbano del municipio de Sahagún se encuentra el corregimiento de Ranchería. Para llegar al pueblo hay que atravesar una vía en mal estado, cuyo recorrido se hace más largo si llueve.

En esta población de casas dispersas en algunos sectores, de campesinos y de fincas lecheras, la única escuela funciona en un billar, lo que demuestra el estado de abandono.

De acuerdo con testigos, de lunes hasta el viernes a mediodía es colegio. Al finalizar la jornada académica los salones le dan paso al billar del pueblo.

Todo ocurre porque no había donde ubicar a los alumnos y entonces el propietario del billar prestó el establecimiento de bebidas alcohólicas y juegos para que los niños pudieran recibir clases, debido a que la Alcaldía de Sahagún y una empresa dedicada a la instalación de redes de energía les ha incumplido en la construcción de una nueva sede.

Pobladores de Ranchería sostienen que esa empresa tiene la obligación de construirla debido a que por la antigua sede pasa una enorme torre, que sin duda puso en peligro durante mucho tiempo a los pequeños.

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *