La Dirección Nacional del Partido de la U prefirió quedarse sin candidato con la marquilla oficial de esa colectividad para la Gobernación de Córdoba y dejar en libertad a los movimientos en este departamento.

Con esa decisión, quien espera el aval del partido Liberal, Orlando Benítez Mora, no será coavalado por el Partido de la U, como se pretendía para sumar oficialmente fuerzas de la Casa Besaile y Bechara en su apuesta por el primer cargo departamental.

Leer también: http://www.laflecha.co/politica/se-acabo-el-misterio-orlando-benitez-el-escogido-por-la-coalicion-para-gobernacion-de-cordoba/

La determinación de Aurelio Iragorri está basada en que la Casa Besaile no pudo consolidar un candidato a la Gobernación de Córdoba y sus indecisiones provocó la salida del movimiento de La Ñoñomania, del exsenador Bernardo Elías, el Jattinismo, de la excongresista Zulema Jattin y del Representante Jorge ‘Titi’ Burgos que escamparon en las huestes del Partido Centro Democrático y su candidato Carlos Gómez Espitia.

Vale la pena recordar que otro sector, pero que desde el principio se la jugó con el candidato uribista, es el sector de la también Representante a la Cámara, Sara Piedrahita.

Ante eso prefirieron dejar en libertad a sus congresistas para que apoyen y voten por el que quieran, así les toque enfrentarse en la campaña.

Si Orlando Benítez es avalado por el Partido Liberal, por ahora solo tendría oficialmente ese respaldo que representan en Córdoba las credenciales de Fabio como Senador y Andrés Calle como Representante a la Cámara.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *