“Que se investigue seriamente, ya es hora de que este problema se intervenga con mano dura”, ese fue el llamado que le hizo el rector de la Universidad de Córdoba, Jairo Torres Oviedo, a las autoridades competentes, luego de los recientes desmanes protagonizados por doce encapuchados a las afueras del centro de educación superior.

Para Torres, ha faltado seriedad e investigación rigurosa para el esclarecimiento de los responsables, tanto materiales como intelectuales de estos actos violentos.

“Estas acciones desdibujan a la universidad, no puede ser que esa minoría sea nuestra visión y el reflejo de una institución que en 55 años ha contribuido al desarrollo del departamento. Más 34 mil egresados formados con calidad, así que esa minoría no puede ser la voz de 17 mil estudiantes; pedimos que se investigue porque nosotros no tenemos la competencia, para eso están las autoridades, y es la exigencia que yo les hago de manera respetuosa”, dijo.

Torres Oviedo planteó la posibilidad de que las autoridades con su capacidad de inteligencia humana, técnica y tecnológica lleguen más a fondo con acciones concretas.

Jairo Torres Oviedo, rector de Unicórdoba

“Yo sí creo que ha faltado compromiso para investigar, si hubiese sanciones ejemplares eso no estuviera pasando. Es bueno saber si esos encapuchados que no dan la cara, que lanzan papas bombas son estudiantes y quien los financia, porque la comunidad estudiantil está cansada de este tipo de conductas y acciones que crean una mala imagen de la universidad”, indicó.