A un presunto ajuste de cuentas entre organizaciones delincuenciales sería la principal hipótesis del triple asesinato presentado los días 8 y 9 de octubre en zona rural del municipio de Canalete, Córdoba.

Según el comandante de la Policía de Córdoba, coronel Jairo Baquero Puentes, “la línea de investigación en el triple asesinato en zona costanera del municipio de Canalete, indica que la hipótesis de mayor peso es que fue un ajuste de cuentas; enfatizó que algunas de las víctimas de este caso tenían antecedentes judiciales”.

Ronald Mendoza Quevedo, oriundo de Carabobo, Venezuela, Zenaida Escobar, oriunda de Turbo, Antioquia y Sebastián González, natural de Medellín

De igual forma, el oficial informó que los cadáveres fueron reclamados en Medicina Legal por sus familiares.

Las víctimas fueron dos hombres y una mujer afrodescendiente, cuyos cuerpos presentaban heridas de bala en diferentes partes del cuerpo y fueron identificados por las autoridades como: Ronald Mendoza Quevedo, oriundo de Carabobo, Venezuela, Zenaida Escobar, oriunda de Turbo, Antioquia y Sebastián González, natural de Medellín, quien hacía parte de un grupo de cinco personas que se encontraban disfrutando de un descanso en una finca, a orillas de la playa en el municipio de Arboletes, Antioquia.