El magisterio volvió a ser víctima de criminales en Córdoba, el docente Carlos Arturo Mazo Lara fue asesinado en El Silencio, población rural de Puerto Escondido.

LA FLECHA conoció que hombres armados llegaron a su casa familiar y le dispararon. Antes de abandonar el lugar, los asesinos robaron el teléfono celular de su esposa.

El docente murió sangrado pues no hubo vehículo que prestara el servicio de transporte hasta el hospital de Puerto Escondido. Hasta el cierre de esta edición, no habían practicado la diligencia de levantamiento del cuerpo.

El educador, oriundo de Canalete, en los últimos meses estaba desempleado. Su cargo en la escuela de El Silencio fue ocupado por otro docente. Su esposa también es educadora, con quien tuvo dos hijos, ambos tienen menos de 18 años.