Los familiares de Tay Milena Martínez hicieron todo lo posible por salvarle la vida, pero la falta de atención médica en Montería llevaron al traste con esta intención.

La joven había recibido una descarga eléctrica la tarde del domingo luego de que la cayó un cable cuando su padre bañaba dos caballos en la vereda Providencia- en San Pelayo.

Tay alcanzó a ser remitida al camu de San Pelayo y debido a la gravedad tuvo que ser trasladada a Montería, donde por causas desconocidas solo pudo ser atendida en la clínica La Esperanza, donde falleció.

La caída del cable de alta tensión habían matado en el acto dos caballos.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *