Con múltiples heridas en su cuerpo, Yuris Yaneth Ariza Casarrubia, se recupera en una camilla después del brutal ataque a machetazos a manos de su exmarido, identificado como Hugo Fernando Gómez Castrillón.

Se conoció que el hombre de 50 años, desmovilizado de las autodefensas, la emprendió contra la indefensa mujer de 36 años, en el sector La Esperanza, sur de Montería.

Los gritos de terror alertaron a los vecinos, un hombre intentó frenar el feroz ataque, en el que también resultó herido. Se conoció que el desmovilizado ingresó sin avisar porque la puerta de la casa estaba abierta. En un supuesto estado de embriaguez comenzó a gritarla, mandó al suelo lo que estaba cocinando para ella y los cinco hijos que tuvo con él. La mujer le reclamó y la respuesta le vino con machetazos.

Ella y el mayor de sus hijos intentaron protegerse con sillas plásticas, pero Gómez fue superior: uno de los machetazos hirió a Yuris en la frente. Al final resultó con heridas en la cabeza, una en el antebrazo izquierdo, y otras en el tercero y cuarto dedo de la mano izquierda, también hematomas producto de golpes.

LAS DENUNCIAS   

La agredida explicó que el exparamilitar tiene varias denuncias por tentativa de feminicidio, lesiones personales y violencia intrafamiliar. Además es investigado por la Fiscalía por concierto para delinquir. 

La malograda madre de familia destacó que tiene una medida de protección por parte del Estado y otra de alejamiento contra Gómez Castrillón, pero todo eso se lo pasó por la faja. 

Yuris, que instauró la denuncia penal contra su exmarido, espera que por fin este pague por maltratarla, hasta casi matarla.