La historia de amor de Jesús Miguel Orozco Julio y Jessica Hernández Meneses terminó con ambos muertos.

Los dos, según vecinos, tuvieron una relación de novios llena de detalles. Sin embargo, luego de que se fueran a vivir como pareja en una casa del barrio La Bonguita del municipio de San Antero, las cosas cambiaron para mal.

“Era celoso, muy obsesivo con ella. Por cualquier cosa la agredía verbalmente”, dijo un familiar de Jessica, de 23 años y quien había nacido en el municipio de Ayapel.

Y en una de esas supuestas agresiones pasó lo peor. El domingo en la mañana Jesús Miguel asfixió a quien era su compañera sentimental y después se colgó de un techo de una humilde casa en la que cultivaron un amor que terminó en tragedia.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *