Momil, uno de los municipios más tranquilos de Córdoba, se estremeció la mañana del lunes festivo con el crimen de uno de sus habitantes más queridos. La víctima fue Víctor Hernández, conocido como ‘el Cholo’.

Se conoció que era dueño de un establecimiento comercial a la entrada a Momil. Testigos dijeron que un sicario entró al negocio y disparó contra el comerciante.

Varios ‘mototaxistas’ intentaron capturar a los sicarios después del atentado; pero les fue imposible porque les hicieron disparos. Víctor Hernández fue miembro de la Defensa Civil y era una persona muy dinámica en la región. Hacia un mes había perdido a su hijo en un accidente de tránsito.