La Corte Suprema de Justicia ratificó la pena de ocho años de prisión a Blanca Nelly Márquez quien habría realizado movimientos ilegales por $20.000 millones para testaferros de Diego Fernando Murillo, alias «Don Berna». 

Blanca Nelly Márquez Osorio, exdiputada del municipio de Valencia (Córdoba), se alió entre 2003 y 2007 con grupos paramilitares y permitió que se lavaran hasta $20.000 millones de esa organización ilegal, especialmente del excomandante Diego Fernando Murillo, alias Don Berna, por medio de su testaferro Alirio de Jesús Henao, según las pesquisas de la Fiscalía General. La Corte Suprema de Justicia acaba de ratificar la condena en su contra a 8 años de prisión que el Tribunal Superior de Bogotá le impuso en 2017.

En agosto de 2013, miembros del CTI de la Fiscalía capturaron a Márquez Osorio en el Centro Comercial Alamedas del Sinú, en Montería. De acuerdo con las pesquisas del ente investigador, la exdiputada hacía depósitos y operaciones en efectivo y cheques, traslados interbancarios y transacciones financieras millonarias desde diferentes ciudades del país como Medellín, Cali, Barranquilla y Bogotá, entre otras, no acordes con sus actividades laborales ni comerciales.

La investigación también permitió establecer que la exdiputada mantenía vínculos con otros jefes paramilitares como Salvatore Mancuso, para quien lavó dineros provenientes del narcotráfico. Entre 2003 y 2007, según la Fiscalía, Márquez Osorio habría realizado movimientos ilegales por $20.000 millones. Su responsabilidad en el delito de enriquecimiento ilícito de particulares le fue adjudicada en razón a que no utilizó su investidura como diputada para aliarse con los jefes paramilitares en el lavado de dineros espurios

A la exdiputada se le señaló de prestar un aporte activo a la cadena del blanqueo de capitales porque conocía al testaferro de Don Berna, Alirio de Jesús Henao y a otros miembros de la banda criminal Los Traquetos, estructura armada que era liderada por el ex jefe paramilitar. «Prestó el servicio de Conavitel para circular estos fondos espurios por el sistema bancario con la finalidad de ocultarlos y separarlos de su origen ilícito», manifestó la Corte en la sentencia de 47 páginas en poder de este diario.

Entre enero de 2003 y diciembre de 2004, Henao Jaramillo, según certificación expedida por funcionarios de Bancolombia, hizo desde su cuenta casi 100 transferencias de dinero a la cuenta de Márquez Osorio. En algunas oportunidades, según la Fiscalía, se registró más de una operación, por valores menores de $10.000.000 millones. El testaferro de Don Berna aceptó los cargos de lavado de activos y testaferrato que le imputaron en su momento. 

Blanca Nelly Márquez tiene su feudo electoral en Valencia, alto Sinú, considerado santuario de grupos paramilitares

Henao Jaramillo le contó al ente investigador que trabajó como administrador de los bienes de Don Berna, quien durante sus años en la guerra fue comandante del Bloque Héroes de Tolová, en las zonas de Valencia y Tierralta (Córdoba). Dijo que en particular manejaba sus tierras y cabezas de ganado, las cuales había adquirido»de actividades ilícita como el narcotráfico». Además, reconoció las transacciones efectuadas a través de la cuenta bancaria de Márquez Osorio, indicando que por ese medio movía «mensualmente entre ochenta y cien millones de pesos».

La exdiputada es administradora de empresas de la Fundación Universitaria Luis Amigó, con especialización en alta gerencia de la Universidad del Sinú. Fue concejal del municipio de Valencia entre 1995 y 1997, y luego de 1998 a 2000. Fue presidenta de una corporación en Valencia en el año de 1998 e ingresó a la Asamblea de Córdoba como diputada suplente, en representación de Colombia Democrática, en 2002, cargo de elección popular que repitió en tres períodos consecutivos.

*Tomado de El Espectador