Un tumbe tan grande como el aguacero del día jueves fue frenado en la Gobernación de Córdoba.

De acuerdo con el informe, el miércoles 29 de mayo, la Oficina de Tesorería detectó un hecho irregular en los movimientos bancarios de la administración departamental, por lo que de inmediato se procedió al amparo y bloqueo de las respectivas cuentas cercanas a los mil 400 millones de pesos.

Desde la Secretaría de Hacienda informaron que los recursos iban a ser girados a 10 cuentas bancarias.

Tras ser informada de lo ocurrido, la gobernadora de Córdoba Sandra Devia Ruiz, instauró la respectiva denuncia ante la Fiscalía y solicitó una inspección ocular de expertos de ese organismo de investigación.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *