Las autoridades emprendieron un nuevo proceso jurídico en contra del exfuncionario de la Gobernación de Córdoba, Adalberto Carrascal Barón, quien es señalado de ordenar citas médicas para falsos pacientes hemofílicos, lo que habría permitido el desvío ilegal de más de $50 mil millones de pesos.

Un nuevo proceso judicial fue iniciado por parte de la Fiscalía, en contra del excoordinador del Centro de Autorizaciones de la Secretaría de Salud de Córdoba, Adalberto Carrascal Barón, quien en la actualidad goza del beneficio de casa por cárcel, tras ser procesado en el marco del llamado ‘Cartel de la Hemofilia’.

Los nuevos cargos que se le imputaron al exfuncionario de la Gobernación de Córdoba corresponden a los delitos de falsedad ideológica en documento público y peculado por apropiación.

La audiencia de imputación de cargos se realizó en el segundo piso del Palacio de Justicia de Montería, en donde el ente acusador relacionó otros hechos enmarcados en el supuesto proceder de Carrascal Barón durante su paso por la administración pública, cuyas acciones se podrían configurar en los delitos antes mencionados.

Tras escuchar los argumentos de la Fiscalía, el juzgado le cedió la palabra a la defensa y posteriormente fijó la audiencia de medida de aseguramiento para el próximo 14 de noviembre, fecha en la que se decidirá si el indiciado continúa afrontando el proceso desde su casa o es recluido en una prisión.

El exfuncionario se entregó a las autoridades en mayo del 2017 tras ser considerado uno de los ‘cerebros’ del desfalco a la salud en Córdoba, el cual ascendió a los $50 mil millones.

En la actualidad Carrascal Barón goza del beneficio de detención domiciliaria tras aceptar los cargos por concierto para delinquir y peculado. El imputado es considerado pieza clave pues decidió comparecer ante la justicia de manera voluntaria y aceptó los cargos que le endilgaron las autoridades.

Carrascal Barón fue funcionario durante la administración del polémico exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus (2012 – 2015), quien, entre otras investigaciones también es procesado por el ‘Cartel de la Hemofilia’, al igual que el destituido e inhabilitado exgobernador Edwin Besaile Fayad.

Por el desfalco a través de falsos pacientes también fueron vinculados los exsecretarios de Salud de Córdoba, José Jaime Pareja, Alfredo Aruachán Narváez, el exreferente de Salud del departamento, Alfredo Ceballos Blanco, Juan David Náder y Ruby Esther Durante Ramos.