En una especie de cambuche armado en la mitad del río Sinú con ramas de árboles, amaneció la familia del niño Cristian Manuel Márquez Zapa, desaparecido la tarde del 13 de enero cuando se recreaba con familiares en las playas del río Sinú, a la altura de la calle 28 en Montería.

Según miembros de la Defensa Civil, quienes adelantan labores de búsqueda, el menor de 12 años fue detrás de un balón cuando la corriente se lo tragó. Un familiar intentó brindarle ayuda, pero ya era demasiado tarde.

Con Cristian son ya cinco las personas que se ha tragado el río Sinú en lo que va corrido del año.

El niño vivía en el barrio Cantaclaro. Este año iba a iniciar su grado quinto en la institución educativa La Pradera.

Frente a estos hechos, las autoridades hicieron un llamado de prevención a la hora de frecuentar el río con fines de recreación.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *