Un total de 164 niños de la Institución Educativa Besito Volao, en la vereda Palma de Vino en zona rural de Montería, fueron víctimas de los ladrones que se llevaron los alimentos guardados en la cocina.

Los ladrones se metieron por el tejado. La denuncia fue dada a conocer por Ricardo Granado, coordinador de convivencia, quien aseguró que la carne era usada para la alimentación escolar de los niños.

El coordinador del plantel educativo, hizo un llamado a las personas a la sensatez y el bien de todos.