Un rayo acabó la vida de Edwin Cedrón Canabal, cuando arreglaba unas redes de pesca.

Llovía sobre el municipio de Puerto Escondido cuando de repente una luz iluminó el cielo de la población, cerca al colegio de bachillerato.

Esa fugaz luz era la de una descarga eléctrica, que cayó sobre la humanidad del hombre de 44 años.

La población se conmocionó cuando corrió la fatal noticia. Las exequias se prevé serán este lunes 16 de septiembre.