Un par de sicarios motorizados sembraron el terror la noche del viernes 15 de marzo en el barrio Edmundo López de Montería.

 Transcurría la noche cuando el parrillero disparó indiscriminadamente contra dos muchachos que se encontraban cerca de la Iglesia católica del sector.

 Se supo que las víctimas, identificadas como Rony Ricardo Rivera Rubio y Julián Bertel, fueron trasladadas al hospital del barrio La Granja y a una clínica a donde llegaron sin signos vitales.

 Uno de los muertos residía en la calle principal de Edmundo López y el otro cerca de ese sector.

 

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *