DEIBYS PALOMINO TAMAYO
@DPalomino10
Enviado especial San Pelayo

Atragantado por el dolor y la incertidumbre por el secuestro del soldado Orlando Yair Vega Díaz, su hermano de crianza, Oswaldo Orozco Durango ruega por el respeto de su vida y la de sus dos compañeros plagiados en Fortul, Arauca por la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En su casa del sector San Antero en San Pelayo (Córdoba), Nidia Durango, la docente que lo llevó a su casa siendo un niño desde el corregimiento Bonga Mella donde era su alumno, clama por la liberación de quien crió como su quinto hijo. (ver video cortesía)

Relató su hermano mayor que desde niño mostró su meta de enrolarse en las filas del Ejército de Colombia; intentaron convencerlo que había otras oportunidades distintas, pero fue imposible. Hace un año empacó maletas y se fue a prestar el servicio militar obligatorio. “Prácticamente se fue regalado porque él siempre quiso eso”, apuntó Oswaldo Orozco.

“Mi hermano es un niño grande, él no le hace daño a nadie. No tiene la culpa de lo que pasa en este país. Le pido al Presidente de Colombia que piense que los soldados y policías son gente humilde que escogen ese camino porque no tienen más opción”, apuntó mientras una lágrima brota de sus ojos.

 El último mensaje

Orlando Yair Vega Díaz, de 19 años, fue secuestrado, cuando salía de Arauca hacia Bogotá. La noche del 8 de agosto envió una fotografía vía Whatts App a su madre de crianza. Ese fue el último contacto que sostuvo con su familia. Horas después ella le envió una nota de audio con tono de regaño porque no se reportaba. Con el tiempo vino la incertidumbre, convertida con el paso de las horas en zozobra cuando fueron avisados del secuestro a manos de la guerrilla ELN.

Al caer la tarde del 9 de agosto se conoció de una posible liberación, según anunció uno de los comandantes guerrilleros que buscan presionar al nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, para reactivar los acercamientos de un posible acuerdo de desmovilización y paz.

Última foto que Orlando Vega envió desde el batallón en Arauca. Archivo particular

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *