En un caso de intolerancia, un policía oriundo del municipio de San Pelayo fue asesinado presuntamente por su propio hermano.

Se trata de Carlos Mario Martínez Hernández, quien supuestamente fue herido con un arma blanca en Cartagena luego de una discusión con su hermano.

El uniformado alcanzó a ser trasladado al hospital Universitario del Caribe, pero a los pocos minutos falleció.

Martínez, quien hizo el curso de patrullero en la escuela Rafael Núñez de Corozal, estaba adscrito al CAI de Ceballos en Cartagena.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *