El rompimiento de varias bocas, especialmente en San Pelayo y Lorica, además de desbordamientos e inundaciones en al menos once municipios, forzaron a la declaratoria de calamidad pública al caer la tarde del 13 de junio, la cual en principió regirá por cuatro meses.

Esto después de veinte días de permanecer en Alerta Roja, por las crecientes y desbordamientos de los ríos San Jorge y Sinú que dejaron más de mil familias damnificadas.

La gobernadora de Córdoba, Sandra Devia Ruiz, aseguró que la decisión se adopta como medida para mitigar los efectos causados por las inundaciones y darle manejo a la emergencia y de igual forma para darle mayor agilidad a la ejecución de recursos económicos para la atención en las comunidades afectadas. (ver Video)

Los primeros reportes dieron cuenta de emergencias en los municipios San Pelayo, Buenavista, Valencia, Cotorra Lorica, Tierralta, Ayapel, Montería, Cereté, La Apartada, San Bernardo del Viento. Desde Palo de Agua en jurisdicción de Lorica, el Sinú rompió un boquete conocido como Remolino, o Leopoldo. Hasta la tarde el torrente de agua iba ingresando al pueblo, con amenaza de llegar también a Nariño y El Playón, donde además varias casas están en riesgo de colapso, meses después de que al menos dos cayeran al lecho del río, pero por la erosión.

VER CONTEXTO: http://www.laflecha.co/comunidad/el-playon-sos-por-erosion-critica-de-la-ribera/

La mandataria también explicó que desde la Gobernación de Córdoba se adelanta un trámite contractual para la adquisición de 300 láminas de zinc, 2.400 kits de alimento, 100 hamacas y 40 mil costales.

Así mismo, declaró que en diálogo con el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo Eduardo José González Angulo, se envió una comunicación solicitando 70 mil costales, 2 mil 200 horas de maquinaria amarrilla y 10 mil kits de alimento.

«La idea es atender lo más pronto posible a las familias afectadas y disminuir está problemática con  la ejecución de obras provisionales en los puntos críticos» dijo la mandataria.

Desde la administración departamental hemos logrado una articulación con diferentes entidades y empresas como EPM, quienes donarán mil 500 colchonetas, carpas y ayudas humanitarias, de igual forma la CVS,con el suministro de 120 metros cúbicos de madera para hacer tablestacados.

La fuerza pública se sumó con sus diferentes grupos especiales para atender a las familias afectadas en los municipios donde se ha presentado la problemática.

La primera mandataria de los cordobeses agregó que en las instalaciones de la gobernación de Córdoba estará el Puesto de Mando Unificado (PMU), desde el cual se le realizará seguimiento constante a la situación en cada uno de los municipios afectados.

Video gobernadora Sandra Devia

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *