El hombre que manejaba la buseta que atropelló al menor Diego Andrés González López, indicó que se fue del lugar de los hechos por miedo a ser linchado.

El trabajador de la empresa Sotracor, se dirigió a la Estación de Policía de Cereté y se entregó.

El adolescente oriundo de Montería, quedó tendido en la vía Montería – Cereté, a la altura del barrio Leticia. Estudiaba en la Universidad del Sinú.

Según las primeras versiones de las autoridades, la buseta invadió el carril por donde van los ciclistas para evitar chocar con otro vehículo.

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *