Con el rostro de su hijo estampado en una camiseta blanca, Leyda Zurita, con dolor y rabia clamaba justicia frente al comando de la Policía Metropolitana de Montería por la muerte de Robinson Milanés Zurita, hecho por el que señalan a un intendente de haberle disparado. “Justicia es lo que pido por la muerte de mi hijo. Él no era ningún delincuente para que lo hayan matado de esa manera”, Leyda Zurita, madre de Robinson.

“Justicia es lo que pido por la muerte de mi hijo. Él no era ningún delincuente para que lo hayan matado de esa manera”, reclamó la progenitora, quien además denunció que su hijo fue arrastrado como animal por los policías cuando lo sacaron del lugar donde cayó herido.

 La familia Milanés Zurita llegó a Montería desplazada desde Batatas, en Tierralta, sur de Córdoba. El padre de Robinson y dos tíos murieron asesinados a manos de grupos armados ilegales.

En el grupo de familiares y amigos que marcharon desde el sector Dorado, hacia el comando de policía estaba Levis Ramos, viuda con cinco hijos para criar y educar. Con los mismos atuendos de su suegra reclamó que el día del suceso su marido salió contento y le prometió no demorar. Pero la tardanza acabó cuando desde el teléfono de Robinson Milanés fue avisada de un supuesto accidente.

Agregó que cuando llegó al centro hospitalario fue un médico que la enteró de la realidad. Ella, igual que su suegra Leyda, exige justicia para el uniformado que la dejó sola con sus cinco hijos, todos menores.

VER VIDEO

En su despacho, el comandante de la Policía Metropolitana, Freddy Correa, declaró que el caso está en manos de la justicia penal militar y de la Fiscalía, además de una investigación disciplinaria. El coronel, aunque se mostró solidario con las víctimas, no aclaró si el agente que disparó contra el joven de 23 años sigue activo, o si fue separado del cargo mientras se esclarecen el suceso.

El hecho se registró el viernes 3 de agosto, cuando el joven, al parecer, intentó evadir un puesto de control cuando entraba a Montería para evitar la inmovilización de la motocicleta en la que iba por no llevar los documentos de ley. En la acción fue alcanzado por un disparo que lo hizo caer a un lado de la vía que sale hacia Arboletes, Antioquia. Las exequias se cumplieron la tarde del domingo 5 de agosto en Montería.

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *