Doble revés jurídico sufrió la exsenadora de Lorica (Córdoba) Zulema Jattin Corrales: la Corte Suprema de Justicia le negó la libertad y un permiso para trabajar, solicitados a través de su apoderado.

La excongresisa Jattin Corrales está procesada por presuntos vínculos con grupos paramilitares en alto tribunal, que la llamó a juicio en agosto de 2017.

Los líos de Zulema Jattin se remontan a 2001. La Corte sostiene que se habrían extendido hasta 2007 y tienen relación con presuntos apoyos que habría recibido por grupos de autodefensa que operaban en el departamento de Córdoba, donde la exsenadora ostenta poderes políticos, en varios municipios, principalmente en Lorica, de donde es oriunda.En 2004 presentó al excomandante paramilitar Jairo Angarita Santos (Comandante Andrés) como su fórmula política a Cámara, pero el partido de la U lo vetó en medio de la controversia. Cuando fue detenida en mayo de 2009, hizo alianza con el exalcalde de San Antero Martín Morales Diz para mantener los espacios políticos. El hoy exsenador Morales fue condenado en junio pasado a 25 años de cárcel por delitos de concierto para delinquir agravado, narcotráfico, tentativa de homicidio agravado y porte de ilegal de armas

La dirigente política permanece en detención domiciliaria desde el 23 de mayo de 2009 y un había pedido un permiso para trabajar entre las 7:00 de la mañana y las 7:00 de la noche, de lunes a sábado, dado que necesitaba recursos económicos para el sostenimiento propio y de su hija menor. Para la Sala, no había lugar a conceder sus peticiones teniendo en cuenta la gravedad de los hechos por los que es procesada.

En ese orden de ideasresulta evidente la gravedad de la conducta que se le imputa a la excongresista Zulema del Carmen Jattin Corrales, en la medida en que propició la expansión del paramilitarismo y la cooptación del poder legislativo, con grave detrimento de los principios y valores democráticos sobre los que está cimentado el Estado de Derecho (…) De modo que, mientras perviva la hipótesis acusatoria contra la señora Jattin, cuya fortaleza sólo puede definirse en el juicio, el pronóstico de riesgo para la comunidad (…), no resulta favorable a las pretensiones de la acusada”, dice en uno de sus apartes la Corte Suprema de Justicia para negar las peticiones.

 

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *