Luis Gabriel Quiceno Espitia, un joven estudiante de ingeniería de sistemas, ideó la novedosa impresora 3D.

El invento se aplicaría para creaciones en edificios, maquetas arquitectónicas y piezas mecánicas.

La inventiva de Luis Quiceno surgió cuando cursaba quinto semestre en la Universidad de Córdoba. Pero se vio obligado a suspender sus estudios para disponer de la matrícula para adquirir los materiales y desarrollar su invento.

Explicó el universitario que “el proyecto nació para crear productos propios de la cultura maker, mediante un modelado en 3D que imprime objetos como la Torre Eiffel, el edificio del Capitolio, robots, además de fichas de armatodos para enseñar principios de programación de manera didáctica y todo el código del algoritmo a los niños de las instituciones educativas”.

La impresora 3D es parte del trabajo investigativo que docentes y estudiantes de ingeniería de la Universidad de Córdoba adelantan para desarrollarlas e impulsar su impacto y consumo en el mercado tecnológico.

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *