Fue sepultada cualquier posibilidad jurídica para que el exsenador del Partido de la U en Córdoba, Bernardo Elías Vidal, pueda regresar a la arena política en calidad de candidato a un cargo de elección popular.

El encargado de enterrar esa posibilidad fue la Sala Plena del Consejo de Estado que le confirmó la decisión de primera instancia que declaró su muerte política al aplicarle el mayor castigo por el delito de tráfico de influencias entre la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI y la empresa brasilera Odebrecht.

El fallo también cobija al excongresista Plinio Olano, quien junto a Elías interpusieron un recurso de apelación buscando tumbar la decisión de primera instancia.

El tribunal consideró que hay elementos probatorios suficientes para sostener la decisión de muerte política de los dirigentes políticos.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *