*En el aeropuerto El Dorado la esperaron agentes de inteligencia, pero nunca llegó. Fue una estrategia de distracción.

En el marco de la fuga de la excongresista Aída Merlano, ejecutada el pasado 1 de octubre en un centro médico al norte de Bogotá, La W conoció que ella había comprado tiquetes aéreos para viajar a una isla del Caribe.

En cuanto las autoridades conocieron esta información, agentes de Inteligencia desplegaron inmediatamente un operativo para esperarla en el aeropuerto El Dorado.

Sin embargo, la excongresista condenada por corrupción nunca llegó. Los tiquetes tenían las siete de la noche como hora de partida, pero al final se trató de una simple estrategia para generar distracción y facilitar su huida.

También trascendió que el motociclista que la esperó, habría usado un disfraz de la firma Rappi.

En septiembre del año pasado el Consejo de Estado decretó la pérdida de investidura de Merlano por superar los gastos máximos establecidos por la ley para la financiación de campañas electorales.

Tomado de W Radio