La falta de agua tiene golpeados a los comerciantes del balneario turístico Playa Blanca, en la Bahía de Cispatá en San Antero, Córdoba.

El bajo caudal que ingresa a la planta del acueducto del municipio por parte de Aguas del Sinú, proveniente del río Sinú, el cual abastece a esa zona especial, tiene a todos desesperados.

A esta situación se suma el alto costo de 350 mil pesos por día que deben pagar por distribución de agua en carrotanques.

Sais Rumié, pequeña comerciante indicó que esta situación los tiene al borde de la quiebra toda vez que, debido al precario servicio de agua potable que presta la concesionaria Aguas del Sinú, deben comprar al menos por día un carrotanque  por cada negocio, por valor de 350 mil pesos, es decir que el costo es alto por propietario.

Enfatizó que el problema se ha agudizado desde enero de este año, no solo en el sector turístico, sino en el resto de la población que habita en Playa Blanca y que también vive de atender a los visitantes con ventas de comidas, bebidas y otros servicios informales.

“Desde enero para acá ha sido un caos, hemos tenido que comprar carrotanques de agua a 350 mil pesos cada uno, para poder ofrecer a los turistas una cara buena de Playa Blanca y atenderlos lo mejor posible”, explicó Rumié.

Los comerciantes rechazaron que Aguas del Sinú venda el preciado líquido a distribuidores, mientras que a ellos les toca pagar una suma tan alta por carro tanque. Solicitaron al alcalde de este municipio Dennis Chica, apersonarse y evitar que tomen vías de hecho.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *