En medio de las negociaciones para levantar el paro de familias cocaleras que reclaman atención y cumplimientos del gobierno Duque en el programa de sustitución de cultivos ilícitos, el acalde de Tierralta, en presencia de autoridades nacionales y departamentales se despachó para defender a su municipio.

Tierralta es el municipio más extenso de Córdoba con más de cuatro mil kilómetros cuadrados, donde grupos ilegales como guerrillas, paramilitares, bacrim, y narcotráfico han ejercido violencia en él.

En ese territorio escenario de masacres y desplazamientos, se adelantaron en 2005 las negociaciones con los paramilitares en Santa Fe Ralito; después la vereda Gallo sirvió como campamento de ubicación transitoria para guerrilleros de las Farc en vía de desarme y desmovilización.

Según el mandatario tierraltense, los gobiernos nacionales le han incumplido a Tierralta: asegura que en Ralito lo que quedó fue miseria, olvido y pobreza, después de ser santuario de jefes paramilitares.

También expuso su contrariedad por el espejo retrovisor del presidente de Colombia Iván Duque y todo su gabinete, señalando responsabilidades en el gobierno Santos para no implementar y cumplir los acuerdos e invertir en las regiones.

A continuación apartes de las declaraciones del alcalde Fabio Otero Avilez.

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *