A pesar de los líos judiciales que enfrentan tras las rejas, los excongresistas de Sahagún, Córdoba Musa Besaile y Bernardo ‘Ñoño’ Elías Vidal, no se resignan a perder el poder regional, mucho menos a desaparecer del mapa político.

Tras quedar sepultada la aspiración a la Gobernación de Córdoba del actual congresista Erasmo Zuleta Bechara, comenzaron a sonar nombres emergentes para ese cargo, como fichas de los cuestionados exsenadores de Sahagún, privados de la libertad por los escándalos del Cartel de la Toga, y las millonarias coimas vía Odebrecht, respectivamente.

En la baraja se contemplan figuras como Orlando Medina, exalcalde de Chinú (Córdoba), quien estuvo en el gabinete del destituido e inhabilitado Edwin Besaile y es cuñado de los hombres de confianza del “Clan Besaile”, José Fernando Tirado, director de la Corporación Ambiental  CAR-CVS; y Fernando Tirado, actual secretario de la Gobernación de Córdoba.

También fue incluido es el concejal de Montería, Luis Carlos López, también cercano a los hermanos Tirado y de quien se indicó a este medio sería el más opcionado para ser el candidato a la Gobernación de Córdoba.

Otro nombre  en remojo es Carlos Angulo, exsecretario de Infraestructura de Córdoba. El exsecretario de hacienda departamental, Boris Zapata, del grupo la ‘Ñoñomanía’ también está en el sonajero

De la casa Bechara, dos personas también figuraban en la lista interna de opcionados, Rolando Bechara e Ivón Bechara.

Estas serían las cartas que estudian los polémicos exsenadores teniendo en cuenta lo ocurrido con el representante a la Cámara por Córdoba, Erasmo Zuleta, quien indicó que no descarta aspirar en un futuro a la Gobernación de Córdoba.

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *