De último momento Gustavo Negrete Bonilla decidió no aspirar a ser reelegido como concejal de Montería, pero la movida incluye que su hermano Andrés Felipe Negrete asuma la candidatura, pero con aval del Centro Democrático.

El elegido de la familia estudia derecho, con 26 años de edad. Gustavo Negrete que fue elegido por el desaparecido partido Opción Ciudadana, aseguró que no se desprende de la actividad política, y pretende convertirse en impulsor de la candidatura de su hermano.

Con esta decisión, la familia Negrete se aparta del partido Cambio Radical, donde le guardaban un cupo para presentarse como aspirante al Concejo de Montería, acompañado de un puñado de jóvenes aspirantes del partido Conservador que la casa Pineda García logró acomodar y de esa manera no tener inhabilidad alguna para apoyar al candidato a la Alcaldía Salin Ghisays, después que no le concedieran el aval de la colectividad azul.

Gustavo Negrete Bonilla, concejal de Montería

El lío de Negrete en manos de la Procuraduría

La Procuraduría General de la Nación será la encargada de resolver de fondo el proceso disciplinario que se adelanta en contra del concejal, Gustavo Negrete Bonilla, denunciado por una presunta falta cuando fungía como presidente de la comisión de presupuesto del Concejo en el año 2018.

La defensa jurídica del cabildante apeló la decisión de primera instancia que advierte sanción disciplinaria por haber levantado una sesión de la comisión de presupuesto del Concejo de Montería, en medio de reclamos de otros integrantes.

El recurso de apelación está basado en que hay elementos probatorios que demuestran la inocencia del concejal investigado y que extrañamente fueron desestimados por la Procuraduria Regional.

El caso se remonta al 23 de noviembre de 2018 cuando Gustavo Negrete, siendo presidente de la comisión de presupuesto del Concejo de Montería, dio por terminada una sesión al considerar que no había orden del día aprobado y en medio de gritos, el concejal Carlos Zapata, pidió la palabra y le fue obviada al haber culminado la jornada.

La misma Procuraduría, sancionó con un mes de suspensión al concejal Carlos Zapata, sanción que cumplió en enero de 2019.

Así mismo, la Procuraduría tiene ad portas de fallar el proceso que involucra 11 concejales por presuntamente elegir irregularmente a la secretaria general del Concejo para la vigencia 2019, María Angélica Mejía Usta. Para el caso de Gustavo Negrete, el fallo de primera instancia le dio 10 años de inhabilidad, que pretende reversar con la apelación que presentó.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *