Entre caras nuevas para renovar el ajedrez político en Córdoba, hay dirigentes y clanes familiares que no se resisten a desaparecer.

El debate electoral en los treinta municipios trae una importante y atractiva novedad. Las últimas elecciones se caracterizaron por la concentración de poderes políticos en una misma familia: un pariente le entrega el poder a otro configurando el más puro nepotismo regional. Así pasó en varios municipios.

Pero esta vez el ingrediente especial es que quince exalcaldes quieren retomar el poder que ostentaron en periodos anteriores, algunos entregados a parientes, otros a contrarios, y que ahora pretenden recuperar: a su favor juegan factores como el desencanto de los electores con las nuevas generaciones de dirigentes, muchas de ellas sometidas a viejas mañas que las ha limitado a administrar en cuerpo ajeno; otras simplemente han decepcionado por pobres gestiones.

También es cierto que algunos de los exmandatarios llegan con vagas huellas de sus administraciones y se tendrán que valer de nuevos discursos y estrategias para conquistar nuevos electores.

El abanico de exalcaldes con intenciones de recobrar poderío lo encabeza el exmandatario Luis Jiménez Espitia, quien gobernó a Montería entre 2001 y 2003 cuando entregó el poder desapareció del mapa político. Hace ocho años reapareció con hija como candidata a la Alcaldía, pero su fuerza electoral estaba debilitada. Luego, en 2018, renunció a la candidatura para Cámara de Representantes por el Centro Democrático. Ahora reapareció como aspirante a la Alcaldía de Montería respaldado por firmas.

En el tarjetón  electoral en Cereté también estaría el polémico exalcalde Francisco ‘Negro’ Padilla, quien gobernó a ese municipio entre 2012 y 2015. Su mandato estuvo marcado por salidas desentonadas y actos burlescos que provocaban indignación y risas a otros. Padilla es cercano al Clan Besaile, iría por el Partido de la U.

Media hora abajo, en Cotorra, otro exalcalde dispuesto a gobernar de nuevo es Guillermo Llorente, también alcalde entre 2012 y 2015. Más abajo, en Lorica, aparece Jorge ‘el Cholito’ Negrete (2001 – 2003) Esta es su tercera aspiración, en las elecciones de 2015 obtuvo la segunda votación. Ahora aparece como candidato del liberalismo, apoyado por coaliciones y sectores independientes.

A veinte minutos de Lorica está Purísima, su exalcalde Néstor Lemus Paternina (2008 – 2011) puso de nuevo su nombre para que su familia recupere el poder perdido hace cuatro años. El poder se lo entregó a su primo Pedro Duque Paternina, en 2011 el alcalde más joven de Colombia con apenas 23 años. Lemus ejecutó obras como la nueva sede administrativa municipal, biblioteca y pavimentación de calles.

Va por la tercera alcaldía

Un veterano que reaparece es Lormandy Martínez Durán, esta es su cuarta aspiración a la Alcaldía de San Antero, dos de ellas favorables a él. En 2007 fue derrotado por Martín Morales Diz, exsenador hoy preso por graves líos de asesinato y hasta narcotráfico. En 2015 la esposa de Lormandy fue derrotada por Denis Chica, ficha del exsenador Morales. El alcalde era Ray Martínez, sobrino el exalcalde.

El fenómeno político también se da en San Bernardo del Viento y su vecino Moñitos. En el primero nuevamente aspira Luis Francisco López, quien en 2015 entregó el mando a su primo Elber López. Y en Moñitos está la figura de José Félix Martínez, en 2011 fue capturado a pocas semanas de las elecciones por líos de ‘parapolítica’. No obstante fue elegido estando tras las rejas y desde la celda protagonizó irregulares actos de posesión como alcalde preso y de una emitió un decreto de encargo. Tiempo después ambos actos fueron declarados ilegales y convocaron a elecciones atípicas.

Martínez quedó libre y habilitado para pretender un tercer mandato en Moñitos, donde el alcalde actual, Álvaro Casseres, estuvo preso hace dos años por presuntos vínculos con grupos ilegales, pero quedó libre por falta de pruebas.

También a orillas del Mar Caribe, en Puerto Escondido suena de nuevo Pablo ‘el Cholo’ Vergara. Polémico, rejugado líder que reaparece para reconquistar el poder.

A recuperar el poder

En la subregión del San Jorge también los electores tendrán a varios exalcaldes en el tarjetón: el singular naipe de exmandatarios lo completan Rubén Tamayo en Planeta Rica, donde fue alcalde entre 2012 y 2015. En Buenavista está en proselitismo Félix Gutiérrez (2012 -2015), vencido en 2007. Gabriel Calle Demoya, alcalde de Montelíbano entre 2012 y 2015. Actualmente conserva el poder local con Francisco Aleans en la alcaldía y consolidó su movimiento con la elección de su hijo Andrés Calle como representante a la Cámara. En 2007 fue derrotado por Edinson Rangel Aguas.

Los municipios de Ayapel y Puerto Libertador podrían de nuevo quedar en manos de sus exalcaldes Fabio Paternina y Reomedres Carrascal, ambos ejercieron como mandatarios en el cuatrienio 2012 -2015)

Cierran la singular coincidencia Eduardo Elías Zarur Flórez, exalcalde de Ciénaga de Oro (2012 – 2015), conocido como ‘Menchi’, fue duramente criticado por sus prolongadas ausencias del Palacio Municipal. En 2007 perdió las elecciones por estrecho margen, cuatro años después se presentó y ganó. Ahora va por su tercera aspiración.

El municipio número 16 de este listado es Valencia, donde dos exalcaldes se enfrentan para gobernar de nuevo: Eder de Hoyos, quien ejerció en el cuatrienio 2012 – 2015, y Mario Atencio Doria, quien le entregó mandato a De Hoyos cuando concluyó su gobierno entre 2008 y 2011.

En este peculiar ambiente electoral , en Córdoba también hay clanes familiares que pretender conservar el poder con fichas que manejan a su antojo. Incluso con herederos de las mismas familias.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *