El senador Iván Cepeda aseguró que interpondrá una queja disciplinaria en contra del senador Ernesto Macías quien acaba de dejar la presidencia del Senado. Esto porque durante la instalación del Congreso se le quedó el micrófono abierto y “escuchó” su plan para que el presidente Iván Duque no escuchara la intervención de la oposición.

“Es que nos toca por obligación que ellos hablen después del presidente, y entonces si le pido a la Comisión que acompañe al presidente y los saco de aquí, eso no lo saben. Esa es mi última jugadita de presidente, jajaja”, se le escuchó.

Al respecto dice Cepeda que están estudiando los alcances de sus afirmaciones, pues, “lo que hizo el presidente del Senado fue intentar obstruir y manipular la sesión de tal manera que no contara con la atención y perdiera parte del carácter protocolario y oficial que debe tener pues una de estas intervenciones en una sesión tan importante”.

Asegura que les mintió “descaradamente”, pues la intervención no estaba en el orden del día, se tuvo que hacer una proposición para incluirla y les dijo que les iba a dar garantías, pero no fue así.

“Como lo dijo ayer en tono jocoso y realmente esto también indigna el propio expresidente, esta era su última jugadita. Es decir, con anterioridad todo lo que fue su gestión pues estuvo consagrado a hacer este tipo de tretas y de trampas contra la oposición y eso habla muy mal de la falta de carácter o talante democrático del presidente de la Corporación”, dijo.

Dijo que un claro ejemplo de sus “tretas” es lo que hizo cuando se rechazaron las objeciones presidenciales a la Ley Estatutaria de la JEP, pues dilató el envió de la ley aprobada a la Casa de Nariño, luego cuando se iba enviar se dieron cuenta de modificaciones en una parte del texto e interpuso una tutela en contra de la votación de la Cámara de Representantes que negó las objeciones.

El senador quiso ‘embolatar’ el discurso de la oposición pero su plan fue escuchado por todos.

Resulta que la oposición radicó una modificación en el orden del día para que pudieran intervenir después del presidente Duque y esa petición la aceptó la plenaria. Como era la primera vez que esto ocurriría en el recinto por cuenta de la implementación del Estatuto de la Oposición, Macías comentó su plan para evitar ese discurso.

«Es que nos toca por obligación que ellos hablen después del presidente yo le pido a la comisión que acompañe al presidente y los saco de aquí, eso no lo saben. Esa es mi última jugadita como presidente», dijo Macías sin darse cuenta que el micrófono estaba abierto.

Al darse cuenta de que su idea de sabotear el discurso de la oposición fue escuchado por todos, Macías hizo el reclamo y pidió que el apagaran el micrófono. Finalmente el senador Jorge Enrique Robledo, sí hizo el discurso que fue aprobado y Macías no pudo evitar el mismo.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *