Cuando muchos creían que un juez enviaría a la cárcel al exalcalde Gabriel Calle y al alcalde de Montelíbano, Francisco Aleán Martínez, este decidió lo contrario al no imponerles medida privativa de la libertad.

Ahora ambos, quienes se entregaron a la justicia la semana pasada, se defenderán en libertad. En el caso de Francisco Aleans no podrá suscribir ningún tipo de convenio de carácter interadministrativo, ni tener contacto con ningún eventual testigo. Con estas medidas el alcalde de Montelíbano tendría restricciones, pero su defensa insiste en lo contrario.

La Fiscalía que pidió cárcel para ambos, anunció que apelará la decisión del juez.

Tanto Calle como Aleans fueron acusados por varios contratos cercanos a los 40 mil millones de pesos de forma directa, en ejecución de obras públicas e interventorías de los mismos, violando, al parecer, la ley de contratación del país.

Algunos de los contratos que se investigan son con la sociedad de economía mixta Jaguazul S.A., que pertenece, en su mayoría, al municipio de Montelíbano.

Los funcionarios son investigados por delitos como celebración indebida de contratos, contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales y peculado por apropiación.

Es de anotar que Gabriel Calle Demoya aspira a repetir como alcalde para el periodo 2020 – 2023, después de haberle entregado el poder a su patrocinado Francisco Aleans.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *