Ríos de gente inundaron las calles de Lorica y Montelíbano para ratificar el respaldo popular y político al candidato a la Gobernación de Córdoba, Carlos Gómez Espitia.

En ambas ciudades la movilidad se paralizó por las masivas caravanas que acompañaron al abogado en dos jornadas democráticas memorables. En Montelíbano fue un Color Run que recorrió calles y avenidas de ese municipio niquelero del San Jorge cordobés, para el Gómez plantea llevar una sede permanente de la Universidad de Córdoba, con programas académicos acordes a la vocación de sus habitantes.

Y en su natal Lorica, la avalancha fue de norte a centro, hasta la Plaza del Monumento, donde el candidato fue aclamado por sus amigos y simpatizantes que ratificaron acompañarlo en las urnas el próximo 27 de octubre. Se dice que en la jornada sabatina fueron más de 12 mil loriqueros y bajosinuanos los que abandonaron sus ocupaciones para salir a saludar a Carlos Gómez.

“Lorica es mi terruño, la ciudad a la que quiero servir desde la Gobernación de Córdoba, con grandes proyectos que respondan a las exigencias de su gran tamaño e importancia regional”, apuntó Gómez.

El Color Run de Montelíbano también fue numeroso.