El escándalo que involucró al candidato a la Alcaldía de Montería, Carlos Ordosgoitia Sanin, por aparecer colado en el Sisbén y el régimen de salud subsidiada como persona de escasos recursos, lo tiene ahora ante la Fiscalía.

La Procuraduría General de la Nación lo denunció por presuntamente haberse beneficiado del régimen subsidiado de salud durante más de siete años (2011-2018), a pesar de reunir las condiciones económicas para realizar aportes al régimen contributivo.

El Ministerio Público requirió a la Administradora de los Recursos del Sistema de Seguridad Social en Salud, ADRES, a la Unidad de Pensiones y Parafiscales- UGPP-, a la Asociación Mutual Ser Empresa Solidaria de Salud ESS y a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales –DIAN-, sobre la condición de afiliación de Ordosgoitia Sanín, los dineros en los que incurrió el Estado para garantizarle la prestación de servicio de salud y su calidad de contribuyente de impuestos.

Así mismo, exhortó a la UGPP el inicio de un proceso de fiscalización para el reintegro al erario de los dineros pagados por la afiliación del hoy candidato, cuya actitud impidió que una persona de escasos recursos pudiera acceder a los servicios del régimen subsidiado de salud.

El escándalo fue destapado por la revista Semana, que exhibió la declaración de renta de Ordosgoitia, que dio cuenta de ingresos superiores a 490 millones de pesos y un patrimonio bruto de 3.500 millones de pesos en 2016.

Según reveló la revista SEMANA, Ordosgoitia se afilió el 19 de noviembre de 2011 al régimen subsidiado y el 3 de marzo de 2019, pasó al régimen contributivo por la Asociación Mutual Ser Empresa Solidaria de Salud E.S.S., justo en el tiempo en que destapó sus aspiraciones políticas.