El Consejo Nacional Electoral (CNE) recibió una solicitud de nulidad contra la candidatura a la Gobernación de Córdoba, Orlando Benítez Mora.

Sobre el diputado pesa esa sombra por el cargo que su hermano Juan Carlos Benítez ocupa como subdirector de planeación de la corporación ambiental de Córdoba CAR-CVS.

El demandante es Jairo Medina Méndez, presidente de la veeduría Eficiencia y Transparencia del Meta, quien, a su juicio, la situación de Benítez reviste como nulidad para aspirar a ser gobernador en Córdoba. Argumenta en la demanda que el subdirector de planeación de la CVS inhabilita a sus parientes en segundo grado de consanguinidad.

Para resolver la demanda de nulidad de inscripción del diputado Benítez, avalado por el partido Liberal, el CNE adelantará la investigación y recopilación de pruebas, las que posteriormente entrarán a etapa de confrontaciones. Por su parte la CVS debe facilitar el manual de funciones, los actos de nombramiento y posesión, así como certificado del tiempo de servicios de Juan Carlos Benítez.

Y es que sobre la candidatura de Orlando Benítez Mora camina una campaña para que la incertidumbre prospere en la opinión pública, de que Córdoba nuevamente se vería abocado a una agudización de la crisis institucional y administrativa que padece hace varios años por la destitución e inhabilidad del hoy exgobernador, Edwin Besaile Fayad por líos de corrupción.

Este anuncio le llegó a Benitez justo cuando celebraba la adhesión del partido Alianza Verde a su campaña.

El candidato no se ha pronunciado sobre la investigación anunciada.