Comenzaron a sentirse los efectos políticos en Tierralta, por la suspensión que sacó por tres meses del cargo a su alcalde, Fabio Otero Avilez: uno de los primeros efectos políticos fue la declinación de su prima Angélica Avilez Argel, quien aspiraba a heredar el cargo y el poder local.

VER SUSPENSIÓN DEL ALCALDE: http://www.laflecha.co/politica/suspenden-al-alcalde-de-tierralta-por-hechos-en-el-crimen-de-maria-del-pilar-hurtado/

La medida cayó como un baldado de agua fría en el movimiento político del mandatario y de su prima, quien se vio debilitada para continuar en campaña.

Conocida la decisión de Angélica Avilez de desmontar su candidatura, los partidos ASI,  AICO, Centro Democrático la U, además de un sector del partido Liberal, se retiraron y se unieron a la campaña de Daniel Enrique Montero Montes, con quien fijarán acuerdos programáticos.

Así las cosas, la contienda electoral en Tierralta, toma un matiz y es la llegada de los partidos de gobierno a nivel municipal, a apoyar el trabajo que viene realizando el que ocupara el segundo puesto en el pasado debate electoral.

En Tierralta es primera vez que una candidatura respaldada por la administración de turno, es desmontada y su equipo se adhiere a la de un candidato diferente, lo que debilita el movimiento del suspendido alcalde.

Otro efecto de la suspensión de Otero Avilez, es que el municipio entra en un limbo administrativo, con el riesgo de que las obras, contratos y procesos sufran traumas, incluso retrasos y hasta frenos en seco.

Es de anotar que una vez conocida la suspensión por tres meses, la gobernadora Sandra Devia encargó a un asesor de su despacho para tomar las riendas del municipio sitiado por asesinatos y amenazas ejercidas por grupos armados ilegales que se disputan el control territorial para narcotráfico.

Fabio Otero Avilez, alcalde suspendido.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *