La puja por el manejo del Camu de Purísima tiene un nuevo capítulo. Una tutela ordenó al alcalde, Daniel López Palencia, restituir a María José Hernández Anaya como directora, después de declararla insubsistente.

Sin embargo, la orden emanada por el Juzgado Segundo Promiscuo de Lorica, no se ha cumplido. Al parecer desde el la alcaldía acudirán a maniobras para dilatar el proceso que frene la restitución de María Hernández en la gerencia del centro médico.

Desde noviembre de 2017, cuando Daniel López sacó del cargo a Hernández, encargó a Clara Coneo Mejía. Desde entonces se vino una contienda de poderes entre el grupo del alcalde y los opositores por hacerse al control absoluto del hospital local de primer nivel.

Comments

comments

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *