El cáncer infantil no es prevenible y puede tocar a la persona desde que nace hasta los 18 años. Así lo sostuvo el médico especialista, Javier Molina, quien trabaja para la Clínica IMAT de Montería, pionera en enfrentar esta mortal enfermedad en Colombia.

Para colmo, es más mortal en menores de escasos recursos porque hay demasiadas trabas para una consulta con el especialista, demoras en el diagnóstico y retrasos en el inicio del tratamiento, lo que termina siendo una cadena mortuoria.

A pesar de los esfuerzos, las cifras de muertos que deja en Córdoba el cáncer infantil son altas, dijo el médico especialista Javier Molina, a un día de que empiece la campaña en todo el país contra esta mortal enfermedad, que en el departamento tiene una tasa de mortalidad del 45 por ciento.

Explicó que el crecimiento del hígado, palidez y somnolencia, son muestras de que puede haber cáncer. En Córdoba la leucemia linfoide aguda es la más frecuente.

En 2018 la cifra de menores con la enfermedad fue 53 casos nuevos, para un total 226, de los cuales el 51 por ciento está en tratamiento activo y el 49 en control, de esos casos nuevos falleció un niño el año pasado.

Grupo médico de IMAT que atiende a niños con cáncer en Córdoba.

0 Comments Tu opinión cuenta, escribe tu comentario →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *